RSS

Trabajo por Proyectos e Innovación Tecnológica. IV.

05 Dec

HOY CONTINUAMOS CON EL NUEVO TEMA

AGREGAREMOS UN POST SEMANAL

ESPERE LA QUINTA PARTE

Utilización del trabajo por proyectos en la Sede Universitaria Municipal para incentivar la Innovación Tecnológica en las Empresas Agropecuarias del municipio Camajuaní, Cuba.

MSc. Carlos Alberto Hernández Medina.

cahm862@uclv.edu.cu.

Ahora bien, es importante señalar que en toda innovación institucional,  los equipos docentes son los protagonistas del cambio, ya que deberán pensarla, ejecutarla y, finalmente, evaluarla. Sin embargo,  “…toda innovación precisa de un compromiso colectivo que involucre a la institución en su conjunto. Un docente puede iniciar una innovación, pero luego necesita de toda la institución para poder sostenerla…” (Aguerrondo et al., 2001).

¿Qué es un Proyecto?

El término proyecto suele utilizarse en contextos muy variados y con significados diversos. Así, podemos encontrar que en algunos casos se hace referencia a un proyecto como “una idea más o menos articulada y planificada de cómo dar respuesta a un problema o necesidad”. Es, por tanto, una propuesta a desarrollar posteriormente o que está ya en proceso de desarrollo. De esta manera es normal escuchar expresiones como “vamos a hacer un proyecto sobre energías alternativas” o “estamos desarrollando un proyecto sobre diversificación de mercados”.

Un proyecto es la investigación de un tópico que se necesita estudiar. Hablamos de proyectos de investigación cuando descubrimos una laguna de conocimiento. Las necesidades de conocimiento que el alumno debe enfrentar primero son las suyas y en segundo lugar serán las  del grupo a que pertenece, las de su comunidad.

Según Miñana (2007) la mayoría de las veces se asocia el término al método de trabajo por proyectos, desarrollado principalmente en sus inicios por Kilpatrick. Esta es una metodología que va desde la identificación de un problema hasta la solución del mismo pasando por etapas que incluyen la búsqueda de información, el diseño y elaboración de propuestas, construcción y evaluación.

El trabajo por proyectos en distintos tiempos y contextos ha permitido que se hayan generado múltiples y variados tipos de proyectos que, aunque comparten una misma filosofía en cuanto a su uso y aplicación, presentan diferencias en algunos aspectos. Al mismo tiempo el uso del método de proyectos puede combinarse con el uso de otras técnicas didácticas activas. Así, por ejemplo, el análisis de un objeto puede ser origen de un proyecto, el desarrollo de un proyecto puede necesitar de un estudio de caso. La lluvia de Ideas y los seminarios son también técnicas que pueden incluirse en un proyecto.

No hay un único modelo de proyecto ni una definición muy acotada de lo que debe  ser un proyecto estudiantil, pero  sí podemos decir que es un trabajo educativo más o menos  prolongado,  con fuerte participación de los estudiantes en su planteamiento, en su diseño y en su seguimiento, y propiciador de la indagación en una labor autopropulsada conducente a  resultados propios  (Freinet, 1977; ICEM, 1980). Un proyecto combina el estudio empírico con la consulta bibliográfica y puede incluir propuestas o acciones de mejora en el ámbito social.

El método de trabajo por proyectos persigue como objetivo acercar una realidad concreta a un ambiente académico por medio de la realización de un proyecto de trabajo. Tiene como ventajas que es interesante, se convierte en incentivo para el desarrollo de competencias en los estudiantes, motiva a aprender y estimula en el futuro profesional el desarrollo de habilidades para resolver situaciones reales.

La aplicación del trabajo por proyectos es muy recomendable cuando trabajamos en:

– Materias terminales de carreras profesionales.

– Cursos donde ya se integran contenidos de diferentes áreas del conocimiento.

– Cursos donde se puede hacer un trabajo interdisciplinario.

Son recomendaciones fundamentales para aplicar con efectividad el método de trabajo por proyectos definir claramente las habilidades, actitudes y valores que se estimularán en el proyecto y dar asesoría y seguimiento personalizado a los estudiantes a lo largo de todo el proyecto.

En el Cuadro siguiente se establece una comparación entre los profesores que aplican el método de trabajo por proyectos y los que utilizan el modelo tradicional en el proceso formativo del profesional.

EL PROFESOR EN EL MODELO TRADICIONAL

EL PROFESOR TRABAJANDO POR PROYECTOS

  • Actúa aislado; su referencia docente es él mismo.
  • Incorpora poca variedad de actividades repetidas.
  • Es rutinario en su práctica docente.
  • Maneja una estructura inflexible.
  • Reflexiona poco sobre el proceso que sigue.
  • Asume el papel de enseñante.
  • Mantiene una relación impersonal con el estudiante.
  • Facilita la respuesta que los estudiantes buscan.
  • Expone sus opiniones.
  • Basa su enseñanza en la teoría.
  • Actúa aislado; su referencia docente es él mismo.
  • Incorpora poca variedad de actividades repetidas.
  • Es rutinario en su práctica docente.
  • Maneja una estructura inflexible.
  • Reflexiona poco sobre el proceso que sigue.
  • Asume el papel de enseñante.
  • Mantiene una relación impersonal con el estudiante.
  • Facilita la respuesta que los estudiantes buscan.
  • Expone sus opiniones.
  • Basa su enseñanza en la teoría.

 En nuestro trabajo adoptamos las ideas de Castillo (1999) al  trabajar varios conceptos relacionados con el desarrollo de estrategias para formar investigadores. Estas deben tenerse muy en cuenta al aplicar el método de trabajo por proyectos. Casi todas están dirigidas a trabajar en el sentido de compromiso y autopreparación del individuo. Estos factores resultan esenciales al comprometer el factor humano con las metas a alcanzar. Este autor desarrolló 10 estrategias muy sencillas que son:

  1. Desarrollar la autoconfianza en el estudiante hacia el pleno desarrollo de sus potencialidades.
  2. Desmitificar la investigación científica.
  3. Estimular la curiosidad: actitud natural del estudiante como investigador.

4.   Propiciar el goce de la lectura, para crear un deseo constante por el conocimiento.

  1. Propiciar el desarrollo de la creatividad, con miras a la solución de problemas.
  2. Avivar la pasión y el entusiasmo.
  3. Fomentar la realización de los sueños.
  4. Generar conciencia de que en la ciencia no existen verdades definitivas.
  5. Generar alto grado de compromiso con el estudio.

10. Motivar la elección de un tema para transformar la realidad y generar conocimientos.

Mantener a  los estudiantes comprometidos y motivados constituye  un  reto  muy  grande  aún  para  los  docentes  más  experimentados.  Es bastante  difícil  dar  una  receta  que  sirva  para  todos pero es  evidente  que  existen prácticas que estimulan mayor participación de  los estudiantes. Estas implican dejar de lado la enseñanza mecánica y memorística para enfocarse en un trabajo retador y  complejo y  utilizar  un  enfoque  interdisciplinario  en  lugar  de  uno  por  asignatura  estimulando el trabajo cooperativo (Anderman y Midgley, 1998; Lumsden, 1994). El aprendizaje por proyectos incorpora estos principios.

Utilizar  proyectos  como  parte  del  currículo  no  es  un  concepto  nuevo  y  los  docentes  los incorporan  con  frecuencia  a  sus  planes  de  clase.  Pero  la  enseñanza  basada  en  proyectos  es diferente. Es una estrategia educativa holísitca, en lugar de ser un complemento. El trabajo  por  proyectos  es  parte  importante  del  proceso  de  aprendizaje y  se hace más valioso en la sociedad actual en que los profesores trabajan con grupos con diferentes estilos de aprendizaje, antecedentes étnicos y culturales y niveles de conocimientos. Una enseñanza uniforme no ayuda a que todos los estudiantes alcancen un alto nivel.  Una  enseñanza basada  en trabajo por proyectos  trabaja en base a  las  características individuales de  los estudiantes y  les permite explorar sus áreas de interés dentro del marco de un currículo establecido.

Generalizando el trabajo sobre proyectos, podemos decir que los mismos se desarrollan a través de cuatro grandes fases:

  • Planteamiento del problema.
  • Estructuración del problema.
  • Resolución del problema.
  • Aplicación práctica de la solución.

TE ESPERO LA SEMANA ENTRANTE

 
Leave a comment

Posted by on December 5, 2012 in Uncategorized

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

 
<span>%d</span> bloggers like this: